El testeo de cargas ha tomado protagonismo en la industria del transporte por carretera en los últimos años, debido a la aparición de legislación como la Directiva 2014/47/UE.

Una carga mal asegurada puede suponer no solo sanciones por no cumplir con la normativa, sino también accidentes y grandes costes económicos.

Por ello, realizar un test de seguridad para cargas es hoy en día el mejor método para garantizar un ciclo de distribución exitoso y sin imprevistos.

Seguridad de la carga: consejos para transportar tus mercancías de forma estable

Para lograr la seguridad de las cargas, es importante seguir ciertas pautas marcadas en gran medida por la Guía Europea de Mejores Prácticas sobre Sujeción de Cargas para el Transporte de Carreteras.

Como resumen, estas son algunos de los consejos básicos para la seguridad de la carga:

> Pautas sobre el vehículo

Por lo general, para garantizar la seguridad de la carga, se ha de comprobar que el tipo de vehículo elegido sea el adecuado.

En este sentido, dependiendo de la mercancía transportada y de sus características, será más o menos adecuada la existencia de compuertas laterales, delanteras o traseras.

Igualmente, se deberá estudiar el uso de listones, puntales o puntos de amarre en el interior del vehículo, que bloqueen la carga.

> Opciones de embalaje

El embalaje es uno de los principales garantes de la seguridad de las cargas. Se suele denominar como embalaje terciario a aquel que permite una manipulación y transporte sencillos y seguros.

Este embalaje puede consistir en palés, láminas entre capas de la carga, cantoneras, cinchas, películas de film o cajas.

Para elegir el embalaje protector adecuado, es necesario estudiar el tipo de mercancía transportada y el ciclo de distribución que se seguirá.

Además, será fundamental la realización de test de seguridad para cargas que comprueben la resistencia del embalaje ante las amenazas del transporte.  

> Los diferentes equipos de sujeción

Existen diferentes amarres que se ocupan de que la carga no se mueva dentro del camión.

Para garantizar la seguridad de las cargas, se utilizan correas para mercancías, cadenas o cables de acero. También es posible aumentar el rozamiento entre la carga y la plataforma para lograr la sujeción, a través de revestimientos, esteras o láminas antideslizantes.

De igual modo, las barras de bloqueo o los materiales de relleno o mallas y cubiertas, entre otros materiales, también proporcionan sujeción a las mercancías transportadas.

Es por tanto necesario establecer qué material es el adecuado para la estabilidad de las cargas a transportar.

> Recomendaciones sobre los métodos de sujeción

Mediante la sujeción de la carga, se busca evitar que la carga se desplace durante su transporte por el movimiento de aceleración del vehículo.

En este sentido, existen diferentes técnicas de sujeción: en enganche, bloqueo, amarre directo o amarre superior.

Entre otras recomendaciones, (que se repasan en capítulo 5.7 de la Guía Europea antes mencionada) a la hora de elegir un método de sujeción, es vital asegurarse de varios puntos:

  • El método elegido debe garantizar que todas las unidades de carga queden sujetas en el interior del vehículo. Si es necesario, es posible agruparlas como un conjunto.
  • Es necesario tener en cuenta que, al producirse fuerzas de inercia, la carga estará sometida a una fuerza de contacto mayor, que puede comprometerla. Las cantoneras pueden evitar este problema en algunos casos.
  • Es posible combinar varios métodos de amarre para lograr la seguridad de las cargas.
  • Si se apilan las cargas para su transporte, se debe conocer la resistencia del embalaje a las fuerzas de compresión, entre otros datos.

 

Cargo testing: the best option to secure your goods

Testeo de cargas: la mejor opción para asegurar tus mercancías

A través del testeo de cargas, es posible prever la capacidad del método elegido para asegurar las mercancías antes de comenzar el ciclo de distribución.

Así, se establece la idoneidad del procedimiento elegido para garantizar la seguridad de las cargas y realizar los cambios necesarios antes de que las mercancías salgan a la carretera.

La Directiva 2014/47/UE marca los métodos para realizar inspección de cargas y comprobar la sujeción de las mismas, en su artículo 13 y anexo V.

De este modo, dispone que todo transporte que circule por territorio de la Unión Europea puede ser sometido a controles en carretera con el objetivo de comprobar si la carga está sujeta de forma correcta.

Durante la inspección de cargas, el revisor podrá acceder al vehículo para una inspección visual y  requerir al conductor cualquier otra información que necesite para asegurarse de que la carga está bien sujeta, incluidos informes de ensayo o diagramas de distribución de la carga.

Antes de salir a la carretera, es por tanto vital conocer la normativa y realizar un testeo de cargas

Ventajas de desarrollar test de seguridad para cargas

A través del testeo de cargas es posible acceder al menos a 3 ventajas:

Mejorar la seguridad de la carga, garantizando que la mercancía llega a su destino intacta. Los test de seguridad para cargas permiten prever, antes de salir a la carretera, los posibles daños que pueden darse durante el transporte.

Cumplir con la normativa y evitar sanciones en la inspección de cargas. La legislación europea prevé la realización del método de testeo de cargas EUMOS 40509 a través de un equipo para asegurar las cargas.

Optimizar el embalaje y el modo de sujeción, adecuándolo a las situaciones reales que se dan durante el transporte. De este modo, se evitan costes innecesarios por un sobre-embalaje, además de imprevistos que comprometan la seguridad de las cargas.

En Safe Load hemos elaborado una guía gratuita  para seguir paso a paso el método EUMOS 40509 y cumplir con la normativa europea.

¿Tienes más dudas sobre cómo realizar el testeo de cargas y seguir la legislación?

Ponte en contacto con nosotros  para que estudiemos tu caso y te ayudemos con una solución personalizada.