En la actualidad nos encontramos ante un mercado global en el que prácticamente no existen las fronteras y los productos se pueden enviar a cualquier parte del mundo. Esto ha supuesto un reto para las empresas que se enfrentan a complejos ciclos de distribución en los que la optimización del packaging es fundamental para que los productos lleguen a su destino en perfecto estado. Afortunadamente, la avanzada tecnología de packaging que existe actualmente ayuda a mejorar el diseño y empaquetado de la carga haciendo más eficiente el ciclo de distribución.

El diseño del packaging, por tanto, juega un papel esencial en todas las fases del ciclo de distribución. A la hora de pensar en el embalaje de un determinado producto entran en juego muchas variables (material, forma, dimensiones…) y todos estos criterios afectan no solo al ciclo de distribución, sino también al nivel de pérdidas o el coste de producción e implementación de dicho embalaje. En este sentido, la tecnología del packaging (traducir por packaging technology) y las pruebas de simulación son las grandes aliadas de las empresas para mejorar al máximo sus embalajes.

“La optimización del packaging es fundamental para que los productos lleguen a su destino en perfecto estado”

Soluciones avanzadas de packaging: su importancia para el ciclo de distribución

En todo ciclo de distribución se pueden diferenciar tres tipos de embalajes: el primario, el secundario y el terciario. Para todos ellos existen soluciones avanzadas de packaging y ensayos para comprobar su rendimiento.

Packaging primario

Es aquel envoltorio que está en contacto con el producto y lo protege de forma directa. Un tipo de embalaje primario serían los envases de cartón o plástico, o las botellas o bolsas de plástico que guardan mercancía.

Packaging secundario

Este tipo de formato está destinado a crear una unidad de carga que ayude a la reserva y traslado del producto. Un ejemplo de ello serían las cajas de carga para almacenamiento o transporte. Aunque también están dentro de este nivel las cajas plegables, el cartón corrugado, etc. Generalmente el packaging secundario incluye al embalaje primario como refuerzo de protección y contención en la manipulación de la mercancía, pero también puede ser utilizado para ofrecer el producto al público o a los clientes, como ocurre en los supermercados o grandes superficies comerciales.

Packaging terciario

Es aquel que agrupa y soporta los embalajes secundarios para evitar que se produzcan daños durante el manejo, depósito y transporte de la carga. Este tipo de formato ha de estar hecho con material resistente como los diferentes tipos de cartón ondulado, de los que existen varios grosores, o los contenedores de madera. También podemos incluir como embalaje terciario algunos productos como los propios palets, las cantoneras, el film de plástico y todos aquellos elementos que permitan mantener una estructura unitaria de una carga para el transporte o el almacenamiento de los productos.

Para testear el embalaje primario y secundario se realizan ensayos sistema de envase y embalaje, mientras que para testear el embalaje terciario se realizan ensayos de simulación de transporte que son un conjunto de ensayos que reproducen los fenómenos que sufre la carga durante el transporte o manejo.

“Para testear el embalaje primario y secundario se realizan ensayos sistema de envase y embalaje, mientras que para testear el embalaje terciario se realizan ensayos de simulación de transporte”

Nowadays there are many packaging solutions for transport

Mejora tus entregas con la última tecnología de packaging


Testear los embalajes en todos sus niveles (primario, secundario y terciario) es necesario para conseguir un packaging avanzado, pero son especialmente importantes las pruebas de simulación de transporte porque:

  • Ayudan a reducir los costes en materiales y en la cadena de distribución.
  • Aseguran el cumplimiento de los aspectos legales y la normativa de aplicación.
  • Garantizan la sostenibilidad, la prevención de residuos, la reciclabilidad y el reuso.
  • Cercioran que la protección del producto no se vea comprometida.

Las pruebas más comunes de testeo de productos paletizados son las siguientes:

Ensayos sistema de envase y embalaje

    • Ensayo de compresión: estudio del comportamiento de los materiales entre la compresión. Este ensayo es especialmente útil para los materiales de contención de producto y productos que se pueden embalar como autoportantes.
    • Ensayo de tracción: permite conocer la resistencia mecánica a tracción de los materiales. Este ensayo es importante para cinchas, enfajados, flejes y cartón, entre otros materiales.
    • Curvas de amortiguamiento: permite conocer las características de los materiales de amortiguamiento mediante la aplicación de métodos normalizados de ensayo.
    • Caracterización de los materiales de embalaje: permite conocer en profundidad el material que se emplea para el embalaje.

     Ensayos para sistemas producto-embalaje

    • Compresión estática: permite conocer la cantidad de carga que puede soportar un objeto sobre sí mismo. Este ensayo es especialmente importante para conocer la cantidad de carga que se puede acumular en condiciones estáticas sobre un producto o sobre el embalaje que lo protege.
    • Ensayo de creep: es un ensayo que permite conocer la evolución en el tiempo de un material que soporta carga sobre sí mismo en condiciones estáticas.
    • Ensayo de fragilidad: sirve para conocer la resistencia del producto. Este ensayo es especialmente importante cuando el producto a proteger es caro o frágil, o se rompe sin que el embalaje sufra daños.
    • Ensayo de simulación de transporte: Se trata de un conjunto de ensayos que reproducen los fenómenos que sufre un objeto durante el transporte. Por ejemplo, ensayos de choque, caída, vibración, creep…

“Testear los embalajes en todos sus niveles (primario, secundario y terciario) es necesario para conseguir un packaging avanzado”

Por otro lado, en los ensayos de simulación de transporte se somete al sistema producto-embalaje a los fenómenos físicos menos favorables que pueden sufrir durante la cadena de distribución. Existen dos planteamientos para este tipo de ensayos:

  1. Realizarlos aplicando las características específicas de los ciclos de distribución existentes que aparecen en normas existentes.
  2. Estudiar las características específicas del ciclo de distribución que va a experimentar el conjunto producto-embalaje y reproducirlas bajo las condiciones menos favorables, tal y como indica la norma.

Transport simulation

La simulación del transporte se reproduce mediante la ejecución de los siguientes ensayos:

  • Ensayo de vibración: en este tipo de ensayo se somete al conjunto producto-embalaje a las vibraciones características de un transporte según las exigencias para las que se ha diseñado. Estos ensayos se realizan en la máquina para ensayos de vibración y para realizarlos se requiere definir previamente las rutas que va a seguir el cargamento y, a partir de ellas, imponer qué condiciones queremos que cumplan (las que imponen las normas existentes o las condiciones concretas que va a sufrir en las rutas específicas de transporte). Se simula teniendo en cuenta el tipo de vehículo, las vías que recorre y la distancia total recorrida. Además, se tiene que seleccionar el nivel de severidad al cual se someterá al sistema producto-embalaje y el tipo de vibración a la cual se va a someter (sinusoidal, aleatoria o predefinida por diseño). Igualmente, en este ensayo se tendrá en cuenta si la carga sufre un periodo largo de almacenaje para simular el mismo estrés que ha sufrido previamente.
  • Ensayo de caída: consiste en comprobar en las condiciones menos favorables la eficiencia del sistema producto-embalaje. La conformidad para las condiciones de caída dependen de las características del diseño del embalaje a validar y de la severidad asignada al embalaje. Estos ensayos se realizan en máquinas de ensayo de caída.
  • Ensayo de impacto o choque: se realiza seleccionando las características dinámicas del impacto, centrando la medida en el impulso o en la aceleración que sufrirá el objeto a impactar. Se puede seleccionar el eje a impactar o incluso seleccionar si no interesa conocer la máxima resistencia al impacto o la resistencia al impacto repetido (estrés material), así como comprobar que el elemento a estudiar cumple las exigencias de resistencia al impacto.

“En el ensayo de vibración, se somete al conjunto producto-embalaje a las vibraciones características de un transporte”

  • Ensayo de compresión estática: en este ensayo se reproducen las condiciones de compresión a las cuales se puede encontrar sometido el sistema producto-embalaje. Si se trata de un elemento que está apilado es sometido a la compresión de la superficie de los embalajes que soporta o del palet remontado.
  • Ensayo de creep: el ensayo de compresión estática solo nos dice qué cantidad de carga es capaz de soportar el sistema producto-embalaje ensayado. El problema viene cuando el sistema producto-embalaje ha de estar almacenado por un periodo de tiempo más o menos largo. En los ensayos de creep se comprueba esa resistencia a la compresión durante periodos de tiempo prolongados.
  • Ensayos de condiciones ambientales: al sistema producto-embalaje también le afectan las condiciones de temperatura y humedad que lo rodean durante su ciclo de almacenamiento y distribución. Por ello, para la realización de los ensayos anteriores es importante considerar si se requiere el uso de una cámara climática para realizar los ensayos en las mismas condiciones en las que estará la mercancía durante el ciclo de distribución. 

Beneficios de tener un laboratorio de simulación


Contar con un laboratorio avanzado de pruebas supone para las empresas poseer una serie de ventajas como:

  • Disminución de costes en materiales, así como en la cadena de distribución.
  • Cumplir con los aspectos legales y la normativa de aplicación.
  • Asegurar la sostenibilidad, prevención de residuos, reciclabilidad y reuso.
  • Mejorar la protección del producto para que esta no se vea comprometida.
  • Detectar posibles daños que afectan a la carga por motivos de manejo y/o transporte.

En cambio, aquellas empresas que no disponen de un laboratorio o que directamente no realizan estas pruebas pueden estar perdiendo dinero a causa de diversos factores como las mermas, el sobre-embalaje o el tiempo dedicado a embalar y transportar la carga.

Por ello, desde Safe Load recomendamos a las compañías que trabajan exportando sus productos que creen internamente su propio laboratorio de pruebas de packaging, ya que a largo plazo será una inversión rentable que les aportarán mayor flexibilidad y mejorará sus servicios.

Un ejemplo de ello es la empresa Duo Plast que creó su propio laboratorio con máquinas de Safe Load con dos finalidades: por un lado, realizar sus propios test (fabrican y venden film de estirable) y, por otro, ofrecer el servicio de testeo a sus clientes para que optimicen el sistema producto+embalaje.

¿Quieres mejorar tus entregas con sistemas de testeo de cargas? Contacta con nosotros y te ayudaremos a mejorar tu packaging.