El container de carga ha evolucionado enormemente en los últimos años, con la industria apostando por mejorar la eficacia y la seguridad de este tipo de transporte. Las soluciones de testeo para containers proponen medios para prevenir los daños en las mercancías y asegurar que llegan a su destino sin correr riesgos. 

 

La evolución de los containers de transporte

Pese a que el transporte de mercancías marítimo cuenta con milenios de historia, es tan solo desde el siglo XX que aparece la tecnología del container de carga.

Lo que hoy conocemos como container aparece en 1955 por la colaboración entre el magnate del transporte Malcom McLean y el ingeniero Keith Tantlinger. McLean buscaba una solución estandarizada que hiciera posible cargar directamente grandes unidades de transporte que pudieran moverse fácilmente en camiones y barcos.

Así nació el container de carga y del transporte intermodal, que han simplificado los procesos, permitiendo el avance del comercio globalizado. En los últimos años, la tecnología de containers ha avanzado hasta permitir el transporte seguro y eficaz de diversos tipos de mercancías.  

Tipos de containers y sus usos 

‘Flat rack’. Los lados de este tipo de containers se pueden plegar, lo que los hace perfectos para hacer envíos de barcos, equipos voluminosos y coches. 

‘Open side’. En este caso, es posible abrir las puertas de par en par, de modo que se facilita la carga de materiales grandes. 

‘Open top’. Los containers ‘open top’ no tienen techo, de modo que es posible hacer envíos de mercancías de cualquier altura, como maquinaria. 

– Los containers refrigerados se idearon para permitir el transporte de bienes farmacéuticos o comida sin correr ningún riesgo. 

 

Cómo comprobar la efectividad de los containers: soluciones de testeo para containers

Las soluciones de testeo para containers aparecen para garantizar la máxima seguridad en el transporte de mercancías al mover containers. 

Destacan los test para averiguar la capacidad protectora del container ante temperaturas extremas, además del testeo de integridad de cierre en containers,. Las simulaciones de transporte, que imitan los riesgos derivados del ciclo de distribución, resultan también esenciales. 

En este sentido, se establecen diferentes estándares que tratan de homogeneizar el testeo de containers:

ASTM D4169-16: Standard Practice for Performance Testing of Shipping Containers and Systems. Este estándar se orienta a prever los daños ocurridos durante el apilamiento de contenedores, la vibración en los vehículos, los peligros ambientales (humedad, calor…), de baja presión o de impactos. Este standard proporciona una guía para la evaluación de unidades de envío (shipping units) de acuerdo con un sistema uniforme, utilizando métodos de prueba establecidos a niveles representativos de los que se producen en la distribución real. Los niveles de prueba recomendados se basan en la información disponible sobre el entorno de envío y manipulación, y en la práctica y experiencia actual de la industria / gobierno.

ASTM D4728-17: Standard Test Method for Random Vibration Testing of Shipping Containers. Se trata de un ensayo perteneciente a la familia de las simulaciones de vibración . En este caso, orienta las pruebas hacia los posibles daños que las vibraciones pueden generar en las mercancías en el interior de los containers. Este método de prueba cubre la prueba de vibración aleatoria de las unidades de envío llenas. Dichas pruebas se pueden usar para evaluar el rendimiento de un contenedor con su embalaje interior y los medios de cierre en términos de su resistencia y la protección que proporciona el contenido cuando se somete a entradas de vibración aleatorias.

ASTM D5276-19: Standard Test Method for Drop Test of Loaded Containers by Free Fall gestiona las pruebas de caída libre o drop test para asegurar los containers ante este tipo de contingencia. Este método de prueba está diseñado para evaluar la capacidad de un contenedor para resistir el choque repentino resultante de un impacto de caída libre, o para evaluar la capacidad de un contenedor y su embalaje interno para proteger su contenido durante el choque repentino resultante de un Impacto de caída libre. Este método de prueba también se puede utilizar para comparar el rendimiento de diferentes diseños de paquetes. Este método de prueba también puede permitir la observación de la falla progresiva de un contenedor y el daño a su contenido.

Es particularmente adecuado para contenedores que normalmente se manejan manualmente durante alguna parte de su ciclo de distribución. Este método de prueba cubre los procedimientos para la prueba de caída de cajas cargadas, contenedores cilíndricos y bolsas y sacos mediante el método de caída libre

Organizaciones como International Organization for Standardization (ISO) e International Convention for Safe Containers (CSC) también prevén normativas de ensayo internacionales para testear containers.  

El testeo de containers se lleva a cabo con unidades representativas del tipo de container que se utilizará, además de con las mercancías que se transportarán en su interior, de modo que las simulaciones estén lo más cerca de la realidad posible. 

 

Para llevar a cabo los test previstos por las diferentes normativas, son precisas soluciones de testeo para containers que trabajen con estos estándares y garanticen que los containers están listos para cumplir su función. 

En Safe Load TT proponemos maquinaria ad hoc  que permite prever las posibles contingencias durante el transporte de acuerdo a los estándares internacionales.

Así, por ejemplo, nuestros equipos Drop Tester  y las mesas de vibración vertical  suponen maquinaria especialmente diseñada para cumplir con los estándares internacionales para el testeo de containers. 

Ponte en contacto con nosotros  para descubrir más sobre nuestras soluciones de testeo para containers.

 

eumos guide