Las pruebas de simulación de impacto son esenciales para comprobar la resistencia de las mercancías ante los impactos que se producen durante la fase de transporte y envío. Estas pruebas surgen de la necesidad de reproducir y cuantificar los impactos, choques y aceleraciones que sufren las mercancías durante su transporte y manipulación para poder así optimizar al máximo el diseño del packaging o embalaje y reducir pérdidas.

¿Qué significa ‘impact simulation’ en packaging?

La simulación de impacto reproduce en condiciones de laboratorio los impactos que pueden recibir las mercancías durante su manejo. Para ello, se recurre a distintas máquinas con principios de funcionamiento diferentes, que someten la carga a distintas pruebas como, por ejemplo, dejar caer la mercancía desde cierta altura, montar la carga sobre un carro y hacerlo chocar o dejarla fija y golpearla con un objeto móvil.

Durante el ciclo de transporte la mercancía puede recibir golpes sobre distintas partes (caras, esquinas o vértices). Por ello, con la maquinaria de simulación de impacto se pueden fijar objetos sobre la superficie de impacto (como barras u objetos rígidos con cantos) o modificar la propia superficie de impacto para reproducir colisiones reales.

Existen diferentes pruebas de simulación de impacto, siendo estas las más habituales:

  • Pruebas de caída (traducir por drop impact test): consisten en dejar caer la mercancía desde cierta altura para comprobar su resistencia al impacto.
  • Pruebas de impacto: se hace impactar la mercancía a cierta velocidad contra una superficie. También se puede hacer chocar el carro en el que viaja la carga golpeándola sobre el carro. Un tercer tipo de prueba de impacto es fijar la mercancía y golpearla con un objeto móvil.

Estos tipos de ensayos reproducen la variada tipología de impactos que pueden recibir los paquetes a lo largo de todo el ciclo de transporte. Además, estas pruebas se ciñen a los requisitos establecidos en diferentes normativas sobre pruebas de simulación de impacto. Concretamente, estas son las normas de pruebas de caída (traducir por drop test standards)  y de impacto con las que cumplen:

  • Pruebas de impacto horizontal: ASTM D880, ASTM D4004, ISO 2244 y ASTM D5277
  • Pruebas de caída: ISO 2248, ASTM D5276 y ASTM D6179

“La simulación de impacto reproduce en condiciones de laboratorio los impactos que pueden recibir las mercancías durante su transporte”

Diferencias entre pruebas de impacto y pruebas de caída

La principal diferencia entre las pruebas de impacto y las de caída es que los métodos de ensayo y las máquinas que se emplean para ello son distintas. En el caso de las pruebas de impacto, generalmente la mercancía está fija sobre un carro que se acelera a cierta velocidad y se deja golpear sobre la superficie de impacto. El carro puede viajar sobre una superficie horizontal o bien sobre un plano inclinado, aunque hay otro tipo de máquinas, como las que utilizan un movimiento pendular u otras en las que la carga está fija y se golpea con un objeto móvil.

Por otro lado, los métodos de prueba de caída (traducir por drop test methods) consisten en elevar la mercancía hasta cierta altura y dejarla caer, golpeándola sobre la superficie de impacto, que habitualmente es el suelo. A pesar de que los ensayos y las máquinas son distintas, en algunos casos se pueden reproducir el mismo tipo de impactos. Por ejemplo, a igualdad de velocidad y de superficie de impacto los resultados serían los mismos en una prueba de caída que en una de impacto inclinada, ya que es la caja la que lleva la velocidad y golpea contra la superficie.

Aunque los mecanismos de ensayo y la maquinaria empleada para ello sea distinta, la finalidad de este tipo de pruebas es la misma: predecir los daños que la mercancía puede sufrir durante el trayecto, evitar mermas y disminuir costes. Por lo tanto, los beneficios de realizar una simulación de impacto son muchos:

  • No depender de terceros para mejorar el diseño de un producto o embalaje
  • Poder realizar análisis más exhaustivos y rigurosos sobre los daños que sufre la mercancía o embalaje
  • Reducir las mermas durante el ciclo de transporte
  • Disminuir el gasto económico en materia de packaging y embalaje

“La principal diferencia entre las pruebas de impacto y las de caída es que los métodos de ensayo y las máquinas que se emplean para ello son distintas”

Safe Load Testing Technologies, expertos en las pruebas de impacto

 

En Safe Load somos expertos en el desarrollo de máquinas para realizar pruebas de simulación de impacto. Concretamente, contamos con tres de los sistemas más avanzados del mercado para tal fin:

  • Inclined impact tester y Horizontal impact tester: ambas máquinas simulan los choques horizontales que afectan a la estabilidad y seguridad de la carga producidos por diversos medios de transporte. En el caso de la máquina Horizontal impact tester, con ella también se pueden probar las aceleraciones y desaceleraciones horizontales que se dan en varios medios de transporte y la reacción de la mercancía ante ellas. Eso incluye las situaciones en las que la carga puede volcar sin necesidad de un choque, por estar sometida a una aceleración elevada y no es lo suficientemente estable (por ejemplo, por tomar una curva a una excesiva velocidad o hacer una frenada fuerte).
  • Drop tester: este sistema realiza la simulación de caídas que afectan a los paquetes y productos durante el ciclo de transporte y distribución. Concretamente, esta máquina puede simular caídas planas, de borde y de esquina.

Uno de los parámetros de impacto más básicos que podemos controlar con estas máquinas es la velocidad de impacto y, en el caso del Horizontal Impact Tester, mediante un actuador neumático de nitrógeno también se pueden controlar otros parámetros del impacto como la forma del pulso de la onda, la duración del pulso o la aceleración máxima.

Estos sistemas de simulación de impacto son una excelente opción para todas aquellas empresas que desean analizar los riesgos a los que está expuesta la mercancía durante el periodo de transporte y manipulación, con el fin de optimizar al máximo su packaging. Un ejemplo de ello es la empresa DuoPlast, que se dedica a la fabricación de film estirable y que adquirió una máquina de impacto horizontal de Safe Load. Gracias al Horizontal Impact Tester han conseguido fidelizar a sus clientes pudiendo darles un consejo adecuado sobre cómo enfardar las mercancías para conseguir una estabilidad óptima.

Si deseas obtener los mismos resultados que DuoPlast y poder ofrecer el mejor de los servicio a tus clientes, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a seleccionar el sistema necesario para tus pruebas de simulación de impacto.