Que el embalaje juega un papel fundamental en el ciclo de distribución no es ninguna novedad. El packaging ha adquirido una relevancia notable en los últimos años, solo hay que fijarse en las cifras. Según el informe ‘The Future of Global Packaging to 2022’ a lo largo de este año 2018 se prevé un incremento en las ventas globales de embalajes de un 4% y para 2022 estas alcanzarán los 980 mil millones de dólares.

Pero, ¿a qué se debe este aumento tan notable? Principalmente a la necesidad de proteger los productos a lo largo de toda la cadena de suministro. Desde que un producto es fabricado hasta que llega al punto de venta pasa por muchas fases y es esencial garantizar su buen estado. Para ello existen diferentes métodos de packaging en función del tipo de producto que se vaya a manejar.

“Según el informe ‘The Future of Global Packaging to 2022’ , a lo largo de este año 2018 se prevé un incremento en las ventas globales de embalajes de un 4%”

Principales funciones del embalaje de un producto

Existen  muchos puntos de vista sobre las principales funciones del embalaje, las siguientes son de las principales. 

    • Rigidez de la carga: mantener rígida la carga para su transporte es muy importante, aporta estabilidad a la carga tanto para que mantenga su verticalidad como para afrontar las diferentes manipulaciones, pues con ellos se evita que el producto pueda dañarse debido a caídas o desplazamientos.
    • Proteger los productos durante el ciclo de distribución: es fundamental encontrar el equilibrio y usar la cantidad de embalaje óptimo para transportar los productos. Con ello se evita el sobre-embalaje y, por tanto, los gastos económicos innecesarios, así como que el producto quede desprotegido y se dañe. El embalaje ha de proteger el producto de los riesgos inherentes al ciclo de distribución que experimenta, vibraciones, aceleraciones laterales, golpes, caídas, compresiones verticales producidas por apilamientos, compresiones laterales producidas por las cargas que lo rodean, estrés por envejecimientos, riesgos climáticos, temperatura, humedad, plagas, cargas electrostáticas…
    • Proteger a los usuarios; teniendo en cuenta que las unidades de carga pesan varios cientos incluso miles de kilos, un diseño inadecuado del embalaje puede producir una catástrofe durante el transporte o su manipulación.
    • Contener: “dentro de la función de contener el producto también podría caber el “conservar productos”. Ya que una de las funciones del embalaje es contener el producto, para poder transportarlo correctamente.”
    • Conservar el artículo: en los productos perecederos el embalaje toma un papel vital, desde los sistemas tradicionales de conserva, como salmueras hasta los envases activos o las atmósferas conservativas actuales.
    • Facilitar la identificación, el potencial cliente ha de poder reconocer el producto de un simple vistazo, sin necesidad de dedicar tiempo a leer el embalaje.

El embalaje facilita la identificación de un producto

    • Función estética para llegar al consumidor: el diseño que tiene el packaging de producto se ha vuelto esencial para conseguir posicionarse por delante de la competencia, así como el tipo de materiales empleados, ya que el consumidor valora cada vez más que el packaging sea sostenible.
    • Mejorar el transporte y manejo de la carga: determinados tipos de packaging, como por ejemplo los palés, ayudan a transportar los productos de una manera más optimizada y son más manejables por los operarios en la carga y descarga, lo que genera ventajas tanto en el ahorro de espacio como en los tiempos de carga y manejo de los paquetes. Eficiencia en el transporte, las dimensiones del sistema de embalaje ha de ser tal que se optimicen los tiempos de embarcado y la ocupación del sistema de transporte. Algo tan básico como diseñar un embalaje sin tener en cuenta las dimensiones del transporte, puede suponer pasar de llenar el transporte al máximo a transportar una gran cantidad de huecos
    • Facilitar el almacenaje; en los almacenes cuenta tanto el espacio, el tiempo de ocupación de las posiciones como el número de operaciones y tiempo dedicado a cada una de ellas y por encima de todo los costes que implican el embalaje también ha de contribuir a reducir esos costes, por ejemplo reduciendo el número de operaciones mediante la paletización.
    • Efectividad en el embarque, el sistema de producto-embalaje ha de tener en cuenta los sistemas disponibles para el embarcado en los distintos hubs, almacenes etc.
    • Eficiencia en la manufactura del embalajes, el mejor de los embalajes no tiene sentido si no es automatizable o si los costes de montaje manual se desbordan.
    • Necesidades específicas del cliente. por ejemplo se están empezando a extender los almacenes robotizados y es típico que el cliente exija que las cargas esté paletizadas sobre paletas de un estándar concreto y que pasen por un arco de gálibo.
    • Responsabilidad medioambiental además de la concienciación social muchos estados valoran la huella de carbono producida por cada producto en su ciclo completo, desde la materia prima hasta el cliente final, y el embalaje tiene un peso importante. El sobre embalaje implica, más gasto de materia prima y energía en su producción, más use de combustible en su transporte y mayor residuo.

     

“Existen diferentes soluciones de packaging en función del tipo de producto que se vaya a manejar”

Qué necesidades tiene mi producto y cómo optimizar su embalaje

Qué necesidades tiene el embalaje de mis productos y cómo optimizarlo

El mejor método para el diseño de un embalaje optimizado parte de estudiar el sistema completo desde el inicio del diseño del propio producto. Pero es poco habitual.

Sin perder de vista que se ha de hacer un estudio completo del producto y del ciclo de distribución, y que un sistema óptimo de producto-embalaje seguramente no servirá para otro. vamos a considerar una parte del sistema. Para aquellos productos que se transportan paletizados, está muy extendido el uso de la paletización, para mejorar la manipulación, almacenaje y embarque entre otros. Se buscan paletas que optimicen la superficie del sistema de la bodega de carga, que sean capaces de soportar la carga transportada y aguantar el periodo de almacenaje.

Al diseñar el conjunto de embalajes que se pondrán encima de dicha paleta, se ha de optimizar la superficie que ocupan dichos embalajes, así como la superficie que ocupan en su interior los embalajes secundarios, primario…

Una vez se ha superado los pasos anteriores, que se ha definido los sistemas que se han de colocar encima de la paleta, se ha definir el sistema de fijación. Los sistemas típicos son el enfardado, encinchado o pegado.

Existen muchos métodos de packaging en función del tipo de producto, se puede abordar desde el envase, el embalaje primario, secundario, pero por ejemplo en lo que se refiere al terciario, los más empleados son:

  • El paletizado: es una de las técnicas de packaging (packaging techniques) más efectivas y utilizadas actualmente. Se trata de disponer la mercancía sobre un palé para su fácil y rápido almacenaje y transporte. Con esta técnica se consigue ahorrar espacio, se rentabiliza el tiempo de carga y descarga, así como la manipulación. La ventaja principal de los palés es que ofrecen una gran estabilidad y un soporte de carga adecuado que permite transportar, cargar o descargar fácilmente con la ayuda de un montacargas, grúa o carretilla elevadora. Normalmente pueden transportar hasta cargas de 1.000kg, por lo que se pueden manejar grandes cantidades de productos fácil y rápidamente.
  • El enfardado: es la operación de cubrir y asegurar las cargas dispuestas en un palet con film de plástico mediante un procedimiento mecánico. El film plástico asegura la carga y reduce la entrada de polvo y otros agentes externos que puedan perjudicar al producto transportado.

“El paletizado es una de las técnicas de packaging más efectivas y utilizadas actualmente”

Por otro lado, centrándonos solo en el transporte por carretera, la sujeción y rigidez de la carga es muy importante para proporcionar seguridad en el transporte y reducir las pérdidas por rotura. Para ello existen dos métodos de embalaje básicos:

  • Basada en la forma: consiste en ajustar el espacio entre los embalajes y la bodega de carga o colocar los productos en una estructura rígida (como un contenedor) o la propia caja del camión y rellenar los huecos que existan para impedir el movimiento de los productos dentro del mismo, empleando airbags o similares.
  • Basado en la fuerza: se trata de incrementar la rigidez de la carga, por ejemplo empleando embalaje por medio de películas, o emplear sujeción mediante  correas o siimulares. Cuando un producto está siendo transportado tiende a deslizarse y vascular. Para evitar su deslizamiento se puede aumentar el rozamiento mediante una película adecuada y aplicar pegamento entre las distintas capas. La basculación de la capa puede evitarse mediante fuerzas de empuje adecuadas alrededor de la capa con correas o películas tensadas correctamente.

Cabe destacar que aunque se impida el deslizamiento y la basculación, seguirá existiendo la tendencia a producirse estos movimientos. Esto podría generar intensas fuerzas de compresión verticales en la carga, causando la contracción del producto o del embalaje primario o secundario. Este tipo de fallo solamente puede evitarse mediante la modificación del embalaje consiguiendo un packaging personalizado.

“En el transporte por carretera la sujeción y rigidez de la carga es muy importante para evitar que el packaging se deforme”

There are different packaging solutions based on the type of product that is to be handled

Algunos consejos para el embalaje de los productos

Considerar los riesgos del ciclo de distribución en el diseño del producto puede reducir los costes de tener que proteger un producto que sea sensible a ellos.

La caracterización no solo se ha de aplicar al embalaje. conocer las propiedades del producto, su fragilidad, su rigidez, etc, permite aprovecharlas para que soporten parte o todo el estrés del ciclo de distribución.

Aunque todas técnicas de packaging que existen vienen reguladas por una serie de normativas, hay una serie de tips que pueden ayudar a las empresas a optimizar el embalaje en función del medio que se vaya a utilizar para su transporte. Por ejemplo, si se trata de transporte aéreo habrá que prestar más atención a los cambios de presión y temperatura; mientras que en el marítimo lo importante son los movimientos de vibración + pitch & roll, las humedades, los cambios de temperatura y la inestabilidad.

Cada medio debe adaptar el packaging de su mercancía de manera que esté más protegido a los riesgos a los que pueda estar más expuesto.

“Hay una serie de tips que pueden ayudar a las empresas a optimizar el embalaje en función del medio que se vaya a utilizar para su transporte”

Optimiza el embalaje de tus productos con la simulación del transporte

Empiece por conocer las características de su producto, lo que permitirá diseñar mejor el embalaje. Dimensiones, fragilidad y rigidez entre otras son características que se deben emplear en el diseño del embalaje. En Safe Load TT desarrollamos máquinas que permiten caracterizar el producto para un correcto diseño del embalaje.

Para adaptar el packaging a las distintas normativas la mejor opción que existe es el uso de tecnologías de packaging avanzadas como son los sistemas de simulación. En Safe Load TT desarrollamos máquinas que simulan las condiciones del transporte que sufre la carga para optimizar el sistema producto + embalaje. Son máquinas capaces de simular los riesgos a los que está expuesto un producto durante su transporte, como por ejemplo compresiones, vibraciones, humedades, electricidad estática, calor, frío, cambios de presión, impactos, caídas o inestabilidad.

Estos datos son recogidos con un dispositivo de grabación conocido como Data Recorder y posteriormente se reproducen en condiciones reales en las diferentes máquinas de testeo. Este tipo de herramientas permiten a las empresas caracterizar la idoneidad de sus embalajes para que sufran el menor daño posible y lleguen en perfectas condiciones al consumidor final.

“En Safe Load TT desarrollamos máquinas que simulan las condiciones del transporte que sufre la carga para optimizar el sistema producto + embalaje”

Desde Safe Load TT ya hemos ayudado a diferentes empresas a mejorar su packaging, entre ellas las siguientes:

  • ITENE: este instituto usa nuestras máquinas en su laboratorio para simular el transporte de mercancías y optimizar el packaging de distintas empresas.
  • DUOPLAST: esta empresa adquirió la máquina Multi-axis 3D system, Horizontal Impact, Environmental chamber and Data Recorder para ofrecer a sus clientes pruebas de simulación de transporte y optimizar así el sistema de producto + envasado. Gracias a estas máquinas han conseguido aumentar su facturación en un 16.5% y han ayudado a sus clientes a disminuir en un 30% los costes de empaque y en un 20% los gastos debido a los daños del producto.

¿Necesitas ayuda para optimizar tus sistemas de embalaje? Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos al respecto.