En un mundo donde los envíos internacionales son cada vez más abundantes y habituales, encontrar los materiales protectores de embalaje más adecuados se convierte en una tarea vital.

Un packaging protector puede marcar la diferencia entre un envío exitoso o uno marcado por pérdidas económicas y merma de mercancías. Por ello, es conveniente conocer qué tipos de packaging protector existen y saber elegir el más adecuado.

Packaging protector: qué es y por qué lo necesitas

El packaging protector se refiere al uso de varios materiales de packaging para salvaguardar y proteger un producto de las amenazas que surgen durante el ciclo de distribución.

Los materiales protectores de embalaje pueden ir desde el cartón corrugado hasta materiales más complejos y robustos, como el acero.

Los productos protectores de packaging pueden funcionar como packaging primario, o secundario, dependiendo del tipo de mercancía que se quiera proteger.

El packaging protector puede ser diseñado para cualquier tipo de mercancía y su objetivo siempre será el mismo: garantizar la seguridad del producto durante su transporte, manipulación y almacenaje.

Los daños al producto durante su transporte producen no solo pérdidas económicas por la merma del producto, sino una imagen pésima de cara al consumidor final.

Utilizar soluciones de packaging protector es hoy en día la una de las formas más importantes de asegurarse de que las mercancías llegan a su destino intactas.

A través de la investigación de packaging, la simulación de transporte o el estudio del producto, es posible establecer los materiales protectores de embalaje más adecuados para cada producto y asegurar así las mercancías.

Qué tipos de packaging protector existen

Hay diferentes variables que hacen que los materiales protectores de embalaje más adecuados varíen para cada caso.

De este modo, los procesos de investigación en packaging también se han centrado en desarrollar diferentes tipos de packaging protector adecuados para cada situación.  Estos son algunos de los tipos de materiales protectores para las cajas que son enviadas, por ejemplo, a través de Amazon:

 

Virutas de embalaje

Las virutas de embalaje pueden estar fabricadas de diferentes materiales (papel, cartón o plástico) y tener grosores y tamaños variados.

Se utilizan como relleno para materiales que se transportan en grupo, generalmente dentro de una caja de cartón.

Las virutas de embalaje hacen uso así del espacio vacío, evitando que las mercancías se muevan libremente, creando un efecto de almohadilla.

Divisores acolchados

Los divisores acolchados son otros materiales protectores de embalaje que funcionan como cajas con compartimentos, organizando los productos transportados.

Generalmente se utilizan para el transporte de productos pequeños y frágiles (por ejemplo, productos electrónicos).

A través de las estructuras en tres dimensiones de los divisores acolchados, es posible organizar productos cuyo transporte puede ser incompatible de otro modo.

Bolsas y papel de burbujas

Las bolsas y el papel de burbujas suponen una de las soluciones de material de envolver protector  más conocidas.

Las burbujas de aire que componen las bolsas y papel de burbujas actúan como acolchado para las mercancías, protegiéndolas de golpes y otras amenazas durante su transporte.

Además, cumplen una función doble al ofrecer un packaging protector y un material de envolver protector.

 

Bubble bags and bubble wrap are one of the best-known protective wrapping material solutions.

Espuma de embalaje

La espuma de embalaje constituye uno de los tipos de packaging protector más amplios.

La espuma de embalaje, que puede tomar muy distintas formas, ofrece una protección óptima para una gran variedad de mercancías.

Se trata de uno de los materiales protectores de embalaje que ofrece mayores garantías de protección.

Además, permite una gran personalización, ya que es posible adaptar la espuma de embalaje a una gran cantidad de opciones de packaging.

Papel de embalaje

El papel de embalaje es un tipo de papel especialmente diseñado para proteger ciertas mercancías durante su transporte y manipulación.

Se usa así como material de envolver protector que admite diferentes variantes (como, por ejemplo, el papel kraft).

Generalmente, este packaging protector se acompaña de cinta adhesiva para sellar el producto y puede ser utilizado en grandes cantidades para proteger las mercancías.  

Cómo elegir los mejores materiales protectores de embalaje

La industria del packaging ha producido diferentes tipos de packaging protector atendiendo a las necesidades de cada mercancía y producto.

Los diferentes materiales protectores de embalaje serán más o menos adecuados atendiendo a diferentes variables.

Por un lado, el tipo de producto a proteger determinará qué packaging protector es necesario. En este sentido, las soluciones de packaging protector serán más o menos severas según la fragilidad del producto a transportar.

Por otro lado, los diferentes ciclos de distribución de un producto también deben tenerse en cuenta para elegir el más adecuado entre los tipos de packaging protector.

El medio de transporte (carretera, tren, avión, barco…) y la ruta elegida condicionan el tipo de amenazas que pueden comprometer la seguridad del producto.

Es necesario en este sentido un estudio de estas variables para determinar qué tipo de protección y de materiales protectores de embalaje son necesarios para asegurar la seguridad del producto.

En Safe Load Testing Technologies llevamos 20 años al frente de la investigación en la industria del packaging.

Nuestro compromiso con la innovación nos ha llevado a ayudar a muchas empresas a garantizar la seguridad de la carga durante el transporte y a evitar pérdidas.

Podemos ayudarte a elegir las soluciones para la optimización y validación del packaging más adecuadas al tipo de producto y a su ruta de transporte, a través de novedosos sistemas de simulación de transporte.

Ponte en contacto con nosotros para que trabajemos juntos en la optimización de tu sistema de producto+embalaje para reducir daños, costes, mejorar la estabilidad de carga, ser más sostenibles y cualquier objetivo que se pueda presentar a tu packaging.