En 2014 entró en vigor la Directiva 2014/47/UE que garantiza el transporte seguro de las mercancías. El nuevo real Decreto 563/2017, de 2 de junio, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulen en territorio español, incorpora esta directiva al derecho español y establece nuevas obligaciones para los transportistas en cuanto a una correcta sujeción de la carga durante el ciclo de distribución. El Real Decreto 563/2017 de 2 de junio de 2017 entrará en vigor el día 20 de mayo de 2018.

Durante el pasado 9 de mayo tuvo lugar Hispack, en Barcelona, la feria de packaging más importante de Europa. En esta edición, el Director General de Safe Load Testing Technologies, Alberto Tellechea, participó en la mesa redonda,”Retos de la estabilidad de las cargas con la entrada en vigor de la Directiva 2014/47/EU”, organizada por ITENE junto con destacados profesionales del sector: Ana Blanco (DGT España), Antonio Manrique (Dow Chemical Ibérica), Alessandro Parruci (Robopac), y Axel González (Heineken España).

Durante este encuentro se habló acerca de los retos y consecuencias de esta nueva Directiva en el transporte de mercancías. En ella se destacó la importancia de tener en cuenta esta normativa no solo durante la fase del transporte de mercancías, sino a lo largo de todo el ciclo de distribución: desde la fabricación del producto hasta su entrega al consumidor final.

Mesa redonda en Hispack Barcelona 2018

 

 

Directiva 2014/47/UE, ¿en qué consiste?

 

La nueva directiva, que entrará en vigor el próximo 20 de mayo, se aplicará a todos los transportes de mercancías que circulen a una velocidad de más de 25km/h y que circulen por las carreteras españolas, independientemente de su nacionalidad. La DGT será la encargada de inspeccionar anualmente de forma aleatoria al menos un 5% de los vehículos industriales matriculados que circulen por carreteras españolas.

Una mala sujeción de la carga provoca no solo que esta llegue a deformarse debido a los impactos, vibraciones o aceleraciones del transporte, sino que también es causante del 25% de los accidentes de camión. La inspección consistirá en comprobar que la carga esté sujeta de forma segura, de manera que no ponga en peligro la conducción del vehículo. Los agentes de la guardia civil utilizarán diferentes dispositivos de medición y comprobación, como tensiómetros, medidos de ángulos, básculas fijas y móviles o calculadora de estiba.

Ana Blanco, Subdirectora Adjunta de Circulación de DGT, explicó durante el encuentro en Hispack que la nueva Directiva sobre seguridad de las cargas contemplará dos tipos de inspecciones: una visual, por parte de cuerpos policiales, y otra más minuciosa, a cargo de inspectores especializados, aunque la implementación de estas últimas no será inmediata. Con esta nueva Directiva, la DGT está elaborando un nuevo documento denominado ‘ficha de estiba’ que tendrá que llevar el responsable de la carga para acreditar la correcta sujeción de la mercancía.

 

 Objetivos de la nueva normativa europea

 

La Comisión Europea, ante el creciente número de siniestros producidos en las carreteras por el transporte de mercancías, se ha establecido el objetivo de reducir a cero el número de muertes para 2050. La Directiva 2014/47/UE garantiza que los transportes de mercancías que circulan por las carreteras de la UE están en buenas condiciones y, por tanto, que circulan de manera segura. De esta manera, se garantiza que no exista riesgo de accidente debido a una mala sujeción de la carga.

 

¿Cómo puede ayudar la simulación del transporte a cumplir con la Directiva?

 

Los países de la Unión Europea están estableciendo rigurosas pautas para garantizar la calidad del sistema producto + embalaje, así como la seguridad durante todo el ciclo de distribución. Las pruebas de simulación del transporte son una parte integral de estas iniciativas.

Durante todo el ciclo de distribución, la carga puede sufrir deformaciones debido a impactos, vibraciones, compresiones, cambios de temperatura, caídas, etc. La simulación del transporte permite reproducir de forma real los riesgos físicos y mecánicos asociados al proceso de la distribución de mercancías. De esta manera, es posible caracterizar el packaging, el enfardado y paletizado, evitando tanto el “infra-embalaje”, con los problemas de seguridad, costes económicos y la mala imagen que genera, así como el “sobre-embalaje”, que tiene como consecuencia el aumento de residuos materiales, un fuerte impacto ambiental, aumento de costes e ineficacia logística.

 

Máquina de impacto horizontal

 

Además, cabe destacar que, en la Directiva se cita el método de ensayo EUMOS 40509-2012, que describe un método de prueba dinámico para evaluar la rigidez y seguridad de una unidad de carga sometida a aceleraciones y deceleraciones horizontales como las producidas durante el transporte con vehículos industriales en carretera.

En definitiva, se evidencia la importancia de una adecuada sujeción de la carga para permitir que las compañías minimicen los riesgos durante el transporte, mejoren la calidad de sus productos y reduzcan, en la medida de lo posible, los residuos materiales y el impacto medioambiental y costes que estos generan.