Los test de choque y vibración están diseñados para probar la amplia variedad de impactos que pueden experimentar las mercancías durante el ciclo de distribución. Se trata de dos tipos de pruebas con características muy particulares que se pueden realizar independientemente o conjuntamente en un protocolo. En el siguiente artículo analizamos en qué consisten este tipo de pruebas y cuáles son sus principales diferencias.

Test de choque vs. test de vibración

Las pruebas de choque reproducen los diferentes tipos de impactos que pueden recibir las mercancías, ayudando así a predecir los riesgos que la carga puede sufrir durante los trayectos de transporte. Estos tests surgen de la necesidad de reproducir y cuantificar los impactos, choques y aceleraciones que la carga experimenta durante su manejo y distribución para evitar mermas y reducir costes.

Los test de choque se pueden dividir en dos subcategorías: las pruebas de caída y las de impacto. Las primeras consisten en dejar caer la mercancía desde cierta altura para ver cómo resiste al golpe debido a la propia gravedad; mientras que en los test de impacto se obliga a chocar la mercancía a una determinada velocidad contra una superficie. Dentro de esta tipología se pueden realizar diferentes pruebas, como hacer chocar la mercancía contra el carro en el que viaja o fijar la carga y golpearla con un objeto móvil.

“Estos test surgieron de la necesidad de reproducir y cuantificar los impactos, choques y aceleraciones que la carga experimenta durante su manejo y distribución”

Por otro lado, los test de vibración lo que hacen es reproducir las vibraciones que soportan las mercancías durante el transporte. Para realizar estas pruebas existen diferentes tipos de máquinas, como los sistemas de ensayo de vibración vertical que solo tienen un grado de libertad o los sistemas vertical + pitch & roll que tienen tres grados de libertad y reproducen bastante fielmente las vibraciones sufridas durante el transporte de mercancías.

Algunas máquinas para realizar los test de vibración permiten reproducir exactamente las vibraciones del transporte durante el ensayo, siempre que se disponga de un registro real de las vibraciones sufridas durante el transporte.

Es recomendable realizar inicialmente la prueba de vibración y después la de impacto. Esta secuencia es debida a que los test de impacto pueden dejar el embalaje bastante dañado tras el golpe, con lo que no tiene sentido realizar después una prueba de vibración.

Normativa y maquinaria para realizar los tests de choque y vibración

Tanto los test de impacto como los de vibración están contemplados en diferentes normativas que resumimos a continuación:

  • Test de impacto
    • ASTM D880
    • ASTM D4004
    • ISO 2244
    • ASTM D5277
  • Test de vibración
    • ASTM D999
    • ISO 13355
    • ISO 2247
    • ASTM D4728

Estos test son aplicables a cualquier tipo de mercancía, pero son especialmente importantes cuando se trata de material frágil como, por ejemplo, el transporte de botellas.

Para llevar a cabo estas pruebas existen diferentes máquinas que, por lo general, utilizan actuadores eléctricos o hidráulicos para generar los movimientos. En Safe Load contamos tanto con una máquina de vibración vertical como con un sistema de vibración vertical + pitch & roll:

  • Máquina de vibración vertical: es la forma más accesible de realizar un test de vibración en mercancía que, sin llegar a ser totalmente fiel a lo que ocurre en la realidad, sí que es útil para hacer análisis comparativos. Por ejemplo, si una máquina se comporta mejor que otra en un test de vibración vertical, también lo hará en una situación real. O para realizar los test de los actuales protocolos (ISTA, ASTM,…)
  • Sistema vibración vertical + pitch & roll: permite simular tanto las vibraciones verticales como los movimientos rotacionales de pitch & roll que se dan durante el ciclo de transporte. Estas máquinas pueden reproducir un registro real del transporte, simulando densidad espectral de potencia (PSD en inglés) procesada a partir de los registros de vibraciones obtenidos durante un determinado trayecto.

El sistema de pitch & roll de Safe Load fue patentado en el año 2012, mientras que nuestra competencia desarrolló el suyo el año pasado. Además, disponemos de otra gran ventaja y es que este módulo de pitch & roll puede ser montado en una máquina de vibración vertical ya existente, por lo que el cliente no ha de invertir en una nueva máquina.

Quizá te interese: Transform your Vertical vibration test system into a multi-axis vibration test system with vertical + pitch & roll

Disponer de este tipo de maquinaria supone no tener que depender de terceros para mejorar el diseño de su producto y embalaje. También es beneficioso para ahorrar en costes derivados de las mermas de mercancía, ya que con estos test se podrá optimizar el packaging al máximo. Además, se puede ofrecer un servicio de ensayos a otras empresas, con lo que a largo plazo se puede rentabilizar la inversión realizada.

En resumen, contar con un máquina de vibración vertical o con un sistema de pitch & roll es una excelente opción para todas aquellas empresas preocupadas por mejorar su ciclo de distribución y ofrecer un buen servicio a sus clientes. Si deseas más información sobre este tipo de máquinas, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos al respecto.

También puedes descargarte de manera gratuita nuestro ebook Step by step guide to comply with EUMOS 40509.