Cuando una mercancía sale de una empresa y emprende su camino en el ciclo de distribución, lo único que la protege es su embalaje. Los daños en el transporte de mercancías suponen una amenaza y pueden suponer altos costes para la empresa. Existen una serie de métodos para evitar daños en la carga producidos durante el transporte, siendo el principal la optimización del embalaje.

 

¿Cuáles son los daños en el transporte en embalaje más comunes?

 

Durante el proceso de distribución, las mercancías se ven sometidas a una serie de riesgos:

› En primer lugar, son comunes los movimientos bruscos o golpes críticos, además de rozaduras y caídas durante la manipulación de la carga. Vibraciones, aceleraciones y deceleraciones, junto con impactos o choques repetitivos, pueden hacer peligrar la carga.

› Además, la climatología también puede provocar daños en el transporte, ya que la carga podrá estar expuesta a humedad, frío o calor intenso, niebla salina (en el caso del transporte marítimo) o a polvo y arena.

› Existen a su vez riesgos para las mercancías por factores biológicos como roedores, plagas de insectos, moho y hongos. El derrame de líquidos, de sustancias sólidas o el fuego también pueden producir una carga dañada que implique altos costes para la empresa.

Frenazos, curvas pronunciadas, vibraciones o aplastamientos de mercancías son también causantes de daños en el transporte por carretera. Respecto al transporte marítimo, la carga puede verse comprometida por inclinaciones laterales bruscas, humedad extrema o golpes en el proceso de estiba. El transporte por ferrocarril, por otro lado, puede producir movimientos bruscos, por frenazos o durante el enganche de vagones, que supongan cargas dañadas en el transporte.

 

Cómo prevenir estos daños

 

Tomar medidas de planificación, seguridad y control del proceso de distribución puede reducir significativamente los daños en el transporte.

En concreto, es vital encontrar el embalaje adecuado al tipo de producto y al ciclo de distribución para evitar pérdidas y mermas en la carga.  

La industria del embalaje proporciona actualmente muchas soluciones:

› Es posible escoger un embalaje capaz de soportar las fuerzas a las que se ve sometida la carga durante el transporte (vibraciones, caídas, cambios de temperatura o de presión…).

› A su vez, existen embalajes que permiten ser manejados con facilidad, para evitar así caídas u otras contingencias durante el transporte.

› Para asegurarse de que el paquete llega a su destino sin problemas, aparecen también embalajes que permiten un sistema de identificación y control exacto.

Además de estos consejos, la Unión Europea ha establecido una normativa para garantizar el transporte seguro de las mercancías.

Así, la Directiva 2014/47/UE busca reducir la siniestralidad en la carretera, producida en gran parte por la mala sujeción de la carga.

Esta normativa, de gran importancia para los negocios que requieren del transporte de mercancías, cita además el método de ensayo EUMOS 40509-2012 para  minimizar los riesgos durante el transporte y evitar las cargas dañadas en el transporte.

Se trata de un método de prueba de embalaje dinámico que garantiza la seguridad y la rigidez de la carga frente a aceleraciones y deceleraciones horizontales como las que se producen durante el transporte por carretera.

Lectura relacionada: Optimiza la sujeción de la carga durante el transporte con EUMOS 40509

How to protect packaging

 

Cómo proteger los embalajes y evitar daños en la carga

 

Para evitar daños en el transporte, es vital optimizar el sistema producto + embalaje.

Las pruebas de embalaje reproducen los riesgos que sufren las cargas a lo largo del ciclo de distribución, permitiendo prever las condiciones reales a las que se verán expuestas las mercancías. 

Las pruebas de embalaje más comunes para proteger la carga

 

A través de diferentes pruebas de embalaje, es posible plantear soluciones de packaging que eviten daños en el transporte.

› Por un lado, se pueden realizar ensayos que estudien el comportamiento de los materiales ante la compresión, la tracción y al amortiguamiento, así como conocer el embalaje en profundidad y caracterizarlo.

› Por otro lado, es posible estudiar cómo reacciona la carga ante la compresión estática, así como realizar el ensayo de creep, que permite conocer la evolución de un material en condiciones estáticas.

› Existen a su vez ensayos de fragilidad, que miden la resistencia de productos especialmente delicados.

› Además, los ensayos de simulación de transporte reproducen situaciones comunes durante la distribución (choques, caídas, vibraciones…) para prevenir riesgos y poner soluciones.

Entre los ensayos más novedosos están los realizados con mesas de vibración vertical y pitch and roll una tecnología patentada por Safe Load Testing Technologies que permite altos niveles de precisión.

› Estas pruebas pueden realizarse a su vez en cámaras climáticas, que prevean el comportamiento de la carga y su embalaje en contextos parecidos a los del ciclo de distribución.

 

Ventajas de las pruebas de embalaje para prevenir cargas dañadas en el transporte

 

Las pruebas de embalaje son vitales para evitar daños en el transporte y aportan múltiples ventajas.

› Permiten diseñar y elegir un embalaje apropiado, optimizando costes y reduciendo pérdidas durante el ciclo de distribución. Así, se evita el infra-embalaje, que ocasiona costes económicos o una mala imagen de la empresa, y el sobre-embalaje, que supone un coste innecesario para la empresa.

Con el embalaje adecuado, conseguirás entregas satisfactorias que fidelicen a tus clientes. 

› Aseguran el cumplimiento de la normativa. Las pruebas de embalaje están en consonancia con los estandares internacionales para garantizar la seguridad de la carga
› Garantizan la sostenibilidad y previenen la generación de residuos innecesarios.

Mediante las pruebas de embalaje, se evita utilizar un packaging desmedido e innecesario, que no solo es más costoso a nivel económico, sino que, además, genera un mayor impacto medioambiental. 

Hoy en día, con la prevalencia de las compras online, es vital tener la capacidad de enviar paquetes que lleguen intactos a su destino, cumpliendo las expectativas de los clientes.

Para un transporte de mercancías exitoso que evite daños en el transporte, será trascendental el control sobre el ciclo de distribución y su planificación.

El éxito de estos procesos vendrá de la mano del trabajo junto a expertos que conozcan bien el producto a transportar, la ruta de distribución elegida, el tipo de transporte, etc.

En Safe Load Testing Techonologies podemos ayudarte a evitar daños en el transporte. Poseemos la tecnología más moderna y 21 años de experiencia a nuestras espaldas,  en investigación y desarrollo de nuevos métodos y equipos para desarrollar y optimizar el embalaje de distribución.

Nuestras máquinas permiten realizar tests de embalaje únicos y precisos, además de los planteados por las distintas normativas.

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a encontrar la maquinaria adecuada para que evites obtener cargas dañadas en el transporte y los riesgos del proceso de distribución.