La sostenibilidad es uno de los aspectos que más preocupa a los consumidores en la actualidad, por lo que demandan a las empresas que se rijan por procesos más respetuosos con el medio ambiente. En este sentido el embalaje sostenible es una prioridad para muchas compañías que ya han dado este salto cualitativo y apuestan por técnicas más ecológicas. Pero, ¿cómo se consigue que el packaging sea sostenible? Te lo explicamos a continuación.

 

Normativa sobre embalaje sostenible

 

Desde diferentes organismos se viene promoviendo cada vez más el uso de embalajes ecológicos con el fin de reducir el impacto que estos tienen sobre el medio ambiente. Por ello, existen diferentes normativas que regulan este aspecto. Una de ellas es la Directiva 2018/852 del Consejo Europeo relativa a los envases y sus residuos, que actualiza la Directiva 94/62/EC. La reciente actualización de esta Directiva, que entrará en vigor antes de 2020, tiene como objetivo aumentar y mejorar las medidas de reciclado de residuos de envases, a fin de que reflejen mejor la ambición de la UE de avanzar hacia una economía circular. En ella se estipulan medidas con el objetivo de limitar la producción de residuos de envases y promover el reciclaje y la reutilización, así como otras formas de valorización de dichos residuos.

La Comisión Europea fomenta este tipo de normativas y exige a todos los estados miembros que verifiquen los envases comercializados para que cumplan con unas exigencias básicas:

  • Limitar el peso y volumen de los envases al mínimo para garantizar el nivel necesario de seguridad, higiene y aceptabilidad para el consumidor.
  • Reducir al mínimo el contenido de sustancias peligrosas del material del envase y sus elementos.
  • Diseñar envases reutilizables o valorizables.

“Desde diferentes organismos se viene promoviendo cada vez más el uso de embalajes ecológicos con el fin de reducir el impacto que estos tienen sobre el medio ambiente”

Por otro lado, también existe el método de ensayo EUMOS 40509-2012 que describe un método de prueba dinámico para evaluar la rigidez y seguridad de una unidad de carga sometida a aceleraciones y desaceleraciones horizontales, como las producidas durante el transporte de vehículos industriales en carretera.

Para superar este test es necesario haber conseguido previamente un sistema producto + embalaje óptimo que consiste en caracterizar el packaging y el enfardado y paletizado, evitando así el infra-embalaje y el sobre-embalaje. Si no se controla este último aspecto, la consecuencia sería un aumento de residuos derivados del excesivo uso de materiales con su consiguiente impacto medioambiental, además del incremento de los costes y la ineficacia logística que esto supone para las empresas.

Why is important to use eco-friendly packages

 

Por qué es tan importante usar embalajes eco friendly

La creciente conciencia ecológica global, tanto por parte de las empresas como de los consumidores, está generando un cambio de paradigma. Esto lleva al sector del envase y embalaje a buscar materiales de embalaje sostenibles que permitan crear un packaging más respetuoso con el medio ambiente, así como métodos para reducir la cantidad de embalaje sin afectar a su capacidad para proteger el producto.

Como consecuencia de esto, en la actualidad la mayoría de las empresas se encuentran focalizadas en buscar un equilibrio entre tres aspectos clave en este sentido: el respeto por el medio ambiente, el balance de costes y la satisfacción del consumidor. Estas son algunas de las medidas que se han tomado para conseguirlo:

  • Prohibición de la comercialización, importación y exportación en España de utensilios de plástico de un solo uso (platos, vasos, cubiertos, o pajitas) a partir del próximo 1 de enero de 2020.
  • Desde el mes de marzo de 2018 las bolsas de plástico no serán gratuitas.
  • En la UE en el año 2030 todos los envases comercializados de plástico serán reutilizables o fácilmente reciclables.

“La mayoría de las empresas se encuentran focalizadas en buscar un equilibrio entre tres aspectos clave: el respeto por el medio ambiente, el balance de costes y la satisfacción del consumidor”

En relación al packaging, existen una serie de factores a tener en cuenta para que este sea más sostenible:

  • Reducir la cantidad de material del embalaje resulta efectivo en muchos casos, siempre que esta reducción no suponga un perjuicio para el producto.
  • Utilizar materiales de embalaje sostenibles, reciclables o biodegradables, en vez de plásticos de un solo uso o latas. Esto  ayuda a disminuir los residuos que se generan y la huella ecológica que dejan las empresas.
  • Innovar a la hora de fabricar materiales más responsables con el medio ambiente, que provienen de biomasa, como la celulosa o el almidón, monómeros naturales o aquellos que son producidos por microorganismos.
  • El packaging reutilizable es una buena alternativa a los packagings de un solo uso. De esta forma cajas, etiquetas, plásticos, etc, cuyo destino es la basura, pueden reutilizarse y transformarse en otros productos. Para ello el diseño sostenible juega un papel fundamental, ya que es el que permite aumentar el tiempo de vida de un producto pudiendo utilizarse para otra función diferente a la de su uso inicial.
  • Las optimización del espacio es también muy importante. Hay que intentar transportar más productos por caja, optimizando la forma del packaging primario de forma que se puedan poner más productos por caja.

 

Beneficios del uso de embalaje respetuoso con el medio ambiente

Tanto en términos económicos como de sostenibilidad, conseguir un packaging óptimo es esencial para cualquier empresa que transporte sus productos por carretera. En 2014, el 4% de los bienes transportados por carretera fueron dañados debido a sistemas de envase y embalaje inadecuados. Esto supuso alrededor de 50.000 millones de euros en pérdidas.

Por ello, uno de los principales beneficios de conseguir un óptimo sistema de producto + embalaje es reducir los costes por mermas y evitar el sobre-embalaje, que tiene como consecuencia el aumento de residuos materiales, además de un fuerte impacto ambiental.

Otro beneficio importante del embalaje sostenible es la seguridad, ya que conseguir un óptimo sistema de embalaje + envase permite aumentar la seguridad en el transporte de mercancías por carretera, pues en 2017 el 25% de los accidentes de camión registrados fueron debido a un mal aseguramiento de la carga.

Además, apostar por el uso de embalajes ecológicos supondrá para las empresas obtener una mejor imagen de marca, ya que los consumidores valoran mucho a aquellas compañías comprometidas con el medioambiente y con su entorno.

“Uno de los principales beneficios de conseguir un óptimo sistema de producto + embalaje es reducir los costes por mermas y evitar el sobre-embalaje”

Test to perform for eco-friendly packages

 

¿Qué tests existen para conseguir embalajes sostenibles?

 

Con el fin de conseguir packagings primarios, secundarios y terciarios más sostenibles, algunas empresas del sector del envase y del embalaje recurren al testeo de sus productos con el fin de caracterizarlos y optimizarlos.

Para ello, se pueden llevar a cabo distintos tests que miden las propiedades del papel, cartón, cartón ondulado o plástico.  Las propiedades que podemos medir con máquinas de ensayo pueden ser físicas, superficiales, mecánicas, estructurales o térmicas, entre otras.  

En relación al packaging terciario, el principal método de ensayo para conseguir embalajes más respetuosos con el medio ambiente  es el método EUMOS. Este permite conseguir un packaging óptimo y seguro para ser transportado, ya que embalar la carga con más plástico del necesario, además de suponer grandes costes para la empresa, tiene un fuerte impacto en el medio ambiente. Pero, al mismo tiempo, usar menos embalaje del que un paquete necesita provoca que este esté más expuesto a dañarse por caídas, aceleraciones/desaceleraciones del camión o impactos.

Asimismo, como hemos señalado al inicio del artículo, la Directiva 94/62/CE relativa a los envases y sus residuos también regula ciertos aspectos del embalaje ecológico como la limitación del peso y el volumen de los envases, la reducción de contenido de sustancias peligrosas y el diseño de envases reutilizables.

En resumen, la sostenibilidad está cobrando cada día más importancia en el sector del envase y embalaje, por lo que aquellas empresas que aún no están apostando por el uso de un embalaje sostenible deberían comenzar a plantearse dicha transición. Desde Safe Load Testing Technologies podemos ayudar a las compañías en este sentido, ponte en contacto con nosotros si estás interesado.