El acondicionamiento atmosférico es una fase muy importante para aquellas empresas que necesiten evaluar el comportamiento de sus productos bajo diferentes condiciones ambientales, ya sea para optimizar su diseño o para cumplir tanto con los requisitos del mercado como con las regulaciones aplicables. 

Cambios en temperatura y humedad o el paso del tiempo pueden dañar los materiales del packaging o los productos en su interior, afectando a su confiabilidad, comportamiento e integridad estructural. Las pruebas de acondicionamiento atmosférico ayudan a las empresas evaluar el desempeño de estos productos bajo condiciones ambientales concretas y a diseñar productos capaces de resistirlas, evitando sobre costes por mermas, reclamaciones o devoluciones del producto.

Analizamos qué son los ensayos de acondicionamiento atmosférico, sus beneficios y la aplicación en el testeo de packaging , en particular para productos frágiles como el packaging para dispositivos médicos. 

Qué son las pruebas de acondicionamiento atmosférico y por qué son importante

Estos ensayos consisten en poner a prueba en un contexto de laboratorio una muestra, creando entornos artificiales que anticipen las posibles condiciones ambientales que el sistema producto + packaging puede encontrar en entornos de distribución reales. 

Se trata así de determinar si el packaging será capaz de resistir a los riesgos ambientales que encontrará, permitiendo a las empresas rediseñar el sistema en caso de ser necesario.

En particular, el el preacondicionamiento atmosférico tiene en cuenta tres factores claves para poner a prueba las muestras: la temperatura y humedad relativa y el tiempo que tomará su distribución. 

Para llevar a cabo los ensayos  de preacondicionamiento ya condicionamiento atmosféricos, es posible tomar como referencia estándares aceptados históricamente o utilizar condiciones similares a las encontradas en el ciclo de distribución que seguirá el paquete.  Los ensayos atmosféricos incluyen pruebas climáticas, de humedad, calor y choque térmico, entre otras.

Algunas razones por las que llevar a cabo test atmosféricos incluyen:

  • La obligación de cumplir estándares: muchas industrias exigen a los proveedores cumplir con determinados estándares y requisitos, de modo que demuestren que sus productos están preparados para un mercado global. Estándares de ISTA y ASTM a menudo incluyen la realización de test de preacondicionamiento  y acondicionamiento atmosférico.
  • Eliminar la posibilidad de pleitos o reclamaciones: el ensayos de embalaje y de acondicionamiento atmosférico permiten a las empresas demostrar que han hecho todo lo posible para garantizar la seguridad de sus productos ante posibles reclamaciones. 
  • Diferenciación frente a la competencia: la realización de ensayos atmosféricos supone una ventaja competitiva, ya que refuerzan la confianza en la empresa y sus productos. 
  • Validar o mejorar diseños: las simulaciones de transporte y los ensayos atmosféricos permite detectar problemas en el diseño del producto + packaging. Así, las empresas acceden a información sobre la capacidad protectora del sistema, pudiendo prever y corregir errores antes de su lanzamiento. 

Beneficios de replicar el entorno real de distribución en condiciones de laboratorio

  • Garantizar la fiabilidad de un producto frente a los riesgos atmosféricos del ciclo de distribución
  • Anticipar y evitar costes derivados de productos defectuosos. Reclamaciones, mermas o el cumplimiento de garantías pueden suponer costes elevados para las empresas, incluyendo costes por mantenimiento y servicio al cliente. La realización de métodos de prueba, incluyendo los ensayos ambientales, supone por tanto una inversión para prever y evitar estas pérdidas por una protección insuficiente frente a los riesgos ambientales.

Ensayos que pueden requerir acondicionamiento atmosférico

La temperatura, la humedad y el paso del tiempo son factores decisivos para la elección de materiales en el sector del packaging.

Así, en el caso del packaging plástico, por ejemplo, una temperatura elevada puede causar daños por creep (deformación del container) que provoquen inestabilidad en el transporte en palés. El embalaje de papel y cartón corrugado, por su parte, se ve afectado por incrementos en la humedad, que ponen a prueba su capacidad protectora.

Para garantizar que el packaging elegido superará estos riesgos, es posible contar con una cámara climática que simule las posibles condiciones ambientales que el sistema producto + packaging deberá resistir.

Así, métodos de ensayos de packaging como el test de compresión, los ensayos de vibración o de clamp, pueden ser realizados dentro de una cámara climática para replicar las condiciones atmosféricas de algunos ciclos de distribución concretos, donde es importante conocer el comportamiento del paquete frente a la humedad o la temperatura entre otros factores.

 

Mejorar la sostenibilidad, la seguridad y el ahorro de costes en el transporte de mercancías.

Importancia de los ensayos atmosféricos en el packaging de dispositivos médicos

En el caso de un sector delicado como el del packaging de dispositivos médicos, el objetivo es garantizar que el producto llegará al consumidor final en perfectas condiciones de esterilidad y seguridad.

Productos como fármacos, vacunas o muestras de sangre son extremadamente sensibles a los cambios atmosféricos, especialmente en temperatura y cadena del frío. Gracias al las pruebas de acondicionamiento ambiental para packaging de dispositivos médicos, es posible prever cómo responderá el sistema producto + packaging bajo las condiciones climáticas que encontrará en un ciclo de distribución concreto.

Además, existen algunos estándares que proporcionan un marco de actuación en cuanto a los requisitos esenciales para el embalaje médico. Es el caso de la norma ISO 11607, que garantiza que los productos médicos y su packaging han sido fabricados y embalados de forma adecuada para mantener la esterilidad (como el sellado y el resto de sistemas de cerrado, además de su montaje y su manipulación) y sus propiedades a lo largo de su ciclo de distribución.

Estándares relevantes que requieren pruebas atmosféricas

Asociaciones como ISTA y ASTM, encargadas de elaborar múltiples estándares y protocolos de testeo, incluyen especificaciones para la realización de pruebas atmosféricas en las muestras a testear.

ASTM D4332 : Práctica estándar para acondicionamiento de contenedores, paquetes o componentes de empaque para pruebas.

Este estándar proporciona unas pautas para el condicionamiento atmosférico (estándar y especiales)  y simulación de condiciones de distribución reales, de modo que la muestra logre el equilibrio frente al entorno que la rodea. Así, se trata de llevar a cabo el acondicionamiento atmosférico de forma previa a otros packaging testing, y es común ante simulaciones de transporte.

ASTM E171:Práctica estándar para acondicionamiento y prueba de envases de barrera flexible

Este estándar define el método para acondicionar una muestra frente a temperaturas y humedad propias del ciclo de distribución, incluyendo aquí materiales de packaging como papel o plástico. Muchos materiales de envasado flexible o componentes de materiales de envasado flexible, en particular los materiales que son higroscópicos, experimentan cambios en las propiedades físicas a medida que varían la temperatura y la humedad relativa (RH) a la que están expuestos.

ISTA 3A

Se trata de un protocolo de simulación general para paquetes de envío individual a través de servicios de paquetería como UPS, DHL o FedEx, entre otros. Entre las condiciones del preacondicionamiento atmosférico, incluye el control de temperatura y humedad.

¿Quieres saber más sobre por qué realizar las pruebas  atmosféricas y cómo llevarlas a cabo? En Safe Load Testing Technologies contamos con dos décadas de experiencia en el sector de la simulación de transporte. Ponte en contacto con nosotros y hablemos sobre cómo podemos ayudarte.

eumos 40509:2020