La globalización de mercados y el auge del comercio online han hecho del packaging protector una clave de negocio. Se trata de soluciones de packaging capaces de mantener la integridad del producto que transportan durante el ciclo de distribución completo. No obstante, un packaging adecuado no solo protege la mercancía, sino que además es una solución viable económicamente y sostenible, respetando el medio ambiente. 

Conocer todas las opciones actuales para lograr un packaging de productos económico, respetuoso con el medio ambiente y seguro permite a las empresas partir de una ventaja competitiva. 

 

Tipos de packaging protector

 

> Relleno para packaging de espuma

El packaging de espuma es una de las opciones de packaging protector más populares. El objetivo de este material es evitar los daños provocados por golpes, proporcionando material de relleno y acolchado para que el producto no se mueva en el interior de, por ejemplo, una caja corrugada. 

Esta solución puede aparecer en forma de chips o peanuts, ideales para el transporte de productos con formas irregulares, pues se adaptan a cualquier forma en el interior de las cajas de packaging; otra opción consiste en la utilización de paneles de espuma, que dividen una caja en compartimentos más pequeños donde situar el producto a transportar. Esta segunda opción permite el transporte de dos productos diferentes en un mismo packaging de productos, organizando la carga en el interior. 

> Plástico de burbujas

El plástico de burbujas es un material que, en forma de bolsas o de papel de envoltura, también constituye un excelente packaging protector. 

Se trata de una opción versátil pero cuya popularidad ha caído debido al reciente cambio de sensibilidad en los consumidores respecto al plástico y el packaging eco-friendly

> Envoltorios de papel

Los envoltorios de papel constituyen un modo de packaging protector adecuado para algunos materiales, siendo el papel kraft el más conocido en esta categoría. 

Puede considerarse como una opción sostenible y suele ir acompañado de cinta de embalar para ajustar mejor la carga, aunque esta necesidad puede ser eliminada si se utilizan varias envolturas de papel. Este método se ha utilizado con éxito para el envío de vajilla, aunque utilizando grandes cantidades. 

 

Consejos para que el packaging protector cumpla su función

Las soluciones de packaging protector son múltiples, por lo que cada empresa debe analizar diferentes aspectos antes de decidirse por una opción: 

1. Tener en cuenta el tipo de material transportado

Cerámica, productos alimentarios o textiles son tres ejemplos de la inmensa variedad de productos a los que las soluciones de packaging protector deben proporcionar seguridad. 

Elegir los sistemas y materiales de packaging  deberán ser parte de las decisiones que la empresa ha de tener en cuenta para elegir el packaging adecuado para el producto transportado. Esto permitirá ajustarse a las necesidades propias de la mercancía y evitar situaciones ineficientes como el sobreembalaje o el infra-embalaje, ya que ambos escenarios que generan costes económicos innecesarios. 

2. Adecuarse a la ruta 

Cada método de transporte (por carretera, aéreo, marítimo…) comporta riesgos específicos relacionados con las condiciones climáticas que deberá soportar el packaging protector, además de potenciales golpes, vibraciones o caídas. 

Para conocer de forma exacta los riesgos a los que un producto se expondrá durante la ruta elegida, aparecen sistemas como el Data Recorder. Instalado en el transporte elegido, se ocupa de registrar las características de un viaje y los riesgos que podrían amenazar el paquete (vibraciones axiales y angulares, golpes y aceleraciones). 

3. Seguir los estándares de seguridad

Existen múltiples protocolos de ensayo y normativas internacionales alrededor del packaging protector para garantizar que cumple su función. Por ello, es conveniente conocer qué normativas regulan el transporte de los productos a transportar y aplicar los protocolos necesarios. 

4. Poner a prueba el diseño y monitorizar su rendimiento

Para encontrar el equilibrio entre la protección, la sostenibilidad y la eficiencia económica se impone la realización de un estudio de optimización a través de máquinas de simulación de transporte.

Estos equipos ponen a prueba la capacidad del packaging protector para garantizar la seguridad del producto transportado, generando información valiosa para las empresas que les permite diseñar o rediseñar su packaging de acuerdo a la realidad del transporte.  

En Safe Load Testing Technologies llevamos dos décadas al frente de la industria de la simulación de transporte para packaging. En constante evolución, nuestros equipos están diseñados para cumplir con las normativas de ensayo y permitir un uso intuitivo y sencillo para los técnicos. 

Además, ofrecemos servicios de consultoría y formación para las empresas interesadas en mejorar su packaging protector y optimizar todo lo relacionado con sus embalajes. Así, somos uno de los proveedores clave capaces de entregar equipos personalizados y listos para utilizar de acuerdo a las necesidades de cada empresa. 

¿Quieres saber más? Ponte en contacto con nosotros para conocer cómo podemos ayudarte a optimizar tus soluciones de packaging protector.

 

package testing

Share This

Share this post with your friends!